Los caballos pesados de Blizzard.
Los caballos pesados de Blizzard.

Hace unos días terminó la convención anual que realiza Blizzard, la llamada Blizzcon, en donde por lo regular esta empresa se dedica a hacer anuncios de sus franquicias, concursos y torneos entre otras cosas más. Este año, Blizzard anunció una nueva IP (Propiedad Intelectual, osease franquicia pues…) después de 17 años de depender sólo de Warcraft, Starcraft y Diablo. ¿Cómo le hace para vivir tanto tiempo de eso y seguir enganchando a las personas con sus juegos?.

Mi primer contacto con algo desarrollado por Blizzard sucedió cuando conocí Starcraft, la verdad aunque si veía el logotipo de la compañía en los intros no conocía más allá de quienes eran, de hecho era una época en donde en realidad no importaba quien lo desarrollaba, lo único importante era que estuviera padrote.

Si bien no soy muy bueno con los juegos RTS (Real Time Strategy) ya que llego a ser muy desesperado y en ratos medio desorganizado y medio me da hueva el micromanagement que hay que hacer en muchos de ellos, fue un juego que me gustó demasiado por una infinidad de cosas. Primeramente, es un juego en el cual se va desenvolviendo una historia conforme avanzas en las misiones, una muy buena de hecho, la cual se entrelaza cada que avanzas a las siguientes campañas con las demás razas con las que puedes jugar; segundo, y esto es como el sello característico de Blizzard, sus cinematics siempre son de calidad, muy buenos, significativos, explotando lo más posible los recursos de la época y siguiendo la narrativa del juego mostrando puntos importantes de la historia para dar más impacto al desarrollo del mismo. Poco después sale la expansión de Starcraft, con la misma calidad de juego, nuevos cinematics, gran continuación de la trama y al final, Blizzard nos dejó picados con el final del juego.

Longest. Cliffhanger. Ever.
Longest. Cliffhanger. Ever.

Pero después de la expansión salió Diablo II, un juego que tampoco conocía, a poco ya había Diablo I, y de igual manera mi sorpresa con el tipo de juego fue muy grata, muy buena historia, jugabilidad, multiplayer, armas, armaduras, todo muy bien hecho. El clásico tipo de juego point and click, ir a matar seres del inframundo, formar parte de una guerra entre el cielo y el inferno, pelear contra el mismo Diablo, y con la misma calidad que la compañía desarrolladora comenzaba a forjarse.

Pasó lo mismo con Warcraft III, “AH CHINGÁ!!?” ¿Ya en el 3? ¿Dónde quedó el 1 y el 2 no manches?. Y fue cuando caí en la cuenta de quién era Blizzard y que me enamoré del universo de Warcraft, ya que como siempre, no sólo el juego era bueno si no que venía acompañado de grandes secuencias y sobre todo, un gran trasfondo el cual a la fecha, es uno de los más grande que maneja la compañía.

Con el éxito de Diablo 2 que a la fecha sigue funcionando y teniendo allegados, Starcraft que práctiamente se convirtió en deporte nacional en Corea con tanto torneo, y el impacto que tuvo Warcraft III en todos los aspectos, Blizzard tenía un anuncio importante que vino a cambiar muchas cosas en el mundo de los juegos de video…

Lanzó un MMORPG basado en la franquicia de Warcraft, la cual recientemente había sido aclamada por sus anteriores versiones RTS y decide enfocar toda la atención, trabajo y esfuerzo en este nuevo proyecto…. y vaya que le ha dado resultados.

A partir de ahí, la empresa comienza a crecer a pasos agigantados y comienza a trabajar más arduamente en sus desarrollos, tomándose su tiempo para lanzar tanto expansiones como continuaciones de franquicias (Salvo la diferencia de un año entre la primera y segunda expansión de World of Warcraft).

2004 fue el año de lanzamiento de WoW, en el 2007 y 2008 salen sus primeras expansiones, el juego se convierte en el MMORPG más jugado con más de 10 Millones de suscripciones, dejando en el olvido a otros massive como Everquest, robando suscriptores a Final Fantasy XI, cerrando servidores de otros como Age of Conan o Tabula Rasa. WoW simplemente arrasó con todo, cosa que hasta la fecha sigue sucediendo (quizá en un post futuro ahonde más en el tema exclusivamente de WoW y los demás massives).

Ya con el éxito que tuvo este juego, después de 12 años, lanzan Starcraft 2…

…lo que causó un “NERDGASM” en la comunidad aficionada a la franquicia, principalmente en Corea que fue donde se anunció por primera vez. Doce años pasaron para que saliera un trailer de una secuela de un juego desarrollado por Blizzard, y aun después de esta presentación, cuando fueron cuestionados por la fecha de lanzamiento del juego, simplemente se limitaron a decir su tan famosa frase… “Done when it’s done” (Listo cuando esté listo). De Igual manera, pasaron 12 años para el resurgimiento de la franquicia de Diablo, y hace dos años al fin salió Diablo 3.

La primera expansión de SC2 tardó 3 años y apenas este fin de semana salió el teaser trailer de la siguiente; la expansión de Diablo 3 tardó también 2 años; ya hace dos años de la última expansión de WoW y apenas este Jueves 13 de Noviembre saldrá la siguiente entrega.

Como ven Blizzard ha crecido solamente con tres IP, y ha logrado convertirse en una de las compañías de juegos de video más importantes, su clave… darse su tiempo para desarrollar sus juegos, enfocarse al 100% en todos aquellos aspectos que de niños adorábamos de los juegos, enfocarse primeramente en la historia para poder engancharnos, segundo hacer que tareas repetitivas se vuelvan divertidas, compleméntalo con cinematics de la mejor calidad que te hacen literalmente sentir el juego, y tienes una fórmula que les ha servido para mantenerse donde están.

Habrá muchos que no les guste WoW, yo se que no es lo mismo de hace años, que ha bajado en algunas cosas pero aun así, sigue teniendo 7 millones de suscriptores, es una cifra que ningún otro MMORPG ha logrado alcanzar. El universo de Warcraft es  enorme, tiene un transfondo muy completo que va desde los orígenes de su universo sus creadores y uno como jugador ahora ayuda a continuar esa historia. Starcraft 2 se ha convertido en un “deporte” en muchos lugares, y Diablo 3 ha vuelto a incursionar en las llamadas “Ladders” para dar un giro al juego y hacerlo competitivo, y a la vez ambos juegos también tienen un trasfondo bastante amplio.

Las tres franquicias principales... será?
Las tres franquicias principales… será?

Actualmente, la empresa se metió en el ámbito de los TCG (Trading Card Games) en línea con su juego Hearthstone (freemium) que utiliza la franquicia de Warcraft, así como en los MOBA con el juego en desarrollo llamado “Heroes of the Storm” utilizando todos sus personajes del universo da Blizzard (chance salga un Vikingo Perdido…).

Como ya lo había cuestionado anteriormente, ¿Hasta cuando se le puede seguir exprimiendo dinero a una franquicia? parece que estos cuates han descubierto una especie de cheat code que les permite seguir utilizándolas a placer sin causar un impacto negativo al grado de decir que en el 2024 seguirá existiendo WoW. Aun faltan expansiones de Starcraft 2 y Diablo 3, pero por lo pronto, Blizzard ya dio un paso enorme por si alguna de sus insignias falla. Por primera vez en 17 años lanza una nueva franquicia…

Primera franquicia nueva de Blizzard en uuuuuuts un chingo.
Primera franquicia nueva de Blizzard en uuuuuuts un chingo.

Overwatch, un juego FPS de equipos con diferentes clases a jugar, cada una con habilidades diferentes muy al estilo Team Fortress 2, y para no variar hubo el clásico nerdgasm completamente justificado por el trailer que pareciera sacado de Pixar. (Video en FullHD y Gameplay)

Creo que la clave del éxito de Blizzard, es procurar mantenerse siempre frescos, no quemando sus franquicias, dejarlas descansar un tiempo y en ese lapso ir creando productos 100% terminados. Es una compañía que siempre escucha a sus jugadores y trata en lo posible (no se puede dar gusto a todos) de darnos experiencias de calidad en todos los aspectos, trabajo duro, enfocarse en todos los detalles, buscar siempre superarse y continuar esta tendencia de preocuparse por el jugador.

Soy un ávido seguidor de todo el trasfondo de Warcraft, he leído todas las novelas, quizá es por eso que sigo jugando WoW, pero nunca me dejan de impresionar los demás juegos. Los que llevamos camino recorrido, vimos esta escena clave en la historia del juego durante Warcraft 3 y es inevitable  compararla más de una década después con el intro de la nueva expansión de WoW y decir…. vaya que ha sido un largo viaje, más lo que le falta.

Cinematics de WoW
Cinamatics de Starcraft
Cinematics de Diablo

-Monjeman-