Este juego marcó un antes y un después para mi.
Este juego marcó un antes y un después para mi.

El otro día me puse a reflexionar, y recordar cuando fue que comencé a adentrarme en esto de los videojuegos, y pues vaya que llevo camino recorrido, desde que tengo memoria me recuerdo con un control en la mano, fue un regalo de navidad que tuve por ahí de los inicios de la primaria, y si bien tengo buenos recuerdos de esos tiempos… en cierto modo en ese entonces no apreciaba lo que era un juego de video, sólo jugaba por jugar por lo que me puse a pensar otra vez y después descansé un rato y volví a intentarlo hasta que caí en cuenta de cuál fue el primer juego que verdaderamente aprecié y que me convirtió en un gamer, que me hizo ser más crítico, analítico o incluso quisquilloso en decidir qué jugar y qué no.

Pues bien, pasó la era del NES y aunque si recuerdo buenos juegos que me enajenaron como el de Darkwing Duck, o los de Megaman no pasaban de ser un simple sidescroller con temáticas diferentes y poca historia. Comenzando la era del SNES todo cambió pues los juegos comenzaron a ser más elaborados.

Recuerdo en ese entonces acá en estos rumbos había una revista mensual llamada Club Nintendo la cual compraba cada mes sin falta, era como mi trauma en ese entonces. Recuerdo que en una edición, salió un reportaje de una convención de juegos de video la cual no recuerdo su nombre pero entre el reportaje salió una imagen de un juego de video llamado Chrono Trigger pero no me llamó la atención, lo vi medio raro, medio extraño el juego, fuera de lo común. Esta es la imagen.

Mi primer encuentro con Chrono Trigger. Sin imaginarme que sería algo grandioso.
Mi primer encuentro con Chrono Trigger. Sin imaginarme que sería algo grandioso.

Obviamente la imagen dice muy poco en cuanto a lo que es el juego. Total, eso fue como por ahí del 1994; al año siguiente sale el juego pero en ese entonces pues no estaba tan al tanto de los lanzamientos, estaba a merced de lo que se podría encontrar en algunos establecimientos dispersos en la ciudad, además que no existía youtube ni el Internet como lo conocemos hoy para estar al pendiente.

De buenas a primeras, vi la portada de un juego…

Medio rara la portada. Una rana agachada con una espada y una morra echándole fueguito a la espada de otro bato.
Medio rara la portada. Una rana agachada con una espada y una morra echándole fueguito a la espada de otro bato.

…en ese entonces no recordaba ni siquiera el nombre de aquel que vi en aquella revista, y obviamente la portada decía muy poco al respecto. Mi “dealer” de juegos me decía que era una chingonería y que me iba a gustar (claro, ni modo que me dijera, “está bien jodido no me lo compres”). De todos modos me llamó la atención cuando lo vi y dije… “ok se ve chido, mengache pa’ acá”, de hecho era un juego usado pues ya traía unas partidas guardadas.

Llegué a mi casa lo puse en mi SNES y comenzó el juego con un péndulo de reloj moviéndose de un lado a otro y después… la magia:

Me quedé pasmado por un buen rato con el control en mano, el soundtrack, el ver lo que me esperaba, diferentes épocas, una rana haciendo un ataque en conjunto con el otro personaje.

No me decepcioné, en cuanto comencé el juego, con el clásico sonido de las gaviotas y el despertar de Crono fue algo envolvente, algo diferente para mi; desde ese punto comencé a disfrutar el juego; involucrarme con la historia; ver como se desarrollaba en diferentes épocas y como las acciones tenían consecuencias, las referencias dentro del juego como la de los tres reyes magos entre muchas otras.

Tiempo después, por fin termino el juego, fue algo satisfactorio después de un buen rato de haberlo jugado de manera cotidiana, pero la sorpresa más grande fue que apareció un modo de juego llamado New Game+ el cual te permitía jugar nuevamente la historia con el nivel y algunos items que ya tenías. Al principio no encontré el objetivo de dicha modalidad, pero después me encontré una “Cubeta” que me llevaría a la batalla final en cualquier momento de la historia. Fue cuando conjeturé algunas cosas y simplemente me fui a tratar de derrotar al jefe final en un periodo al azar. Dependiendo el momento en que finalizabas el juego obviamente algunos eventos no ocurrían, o no tenían desenlace y estos podrían traer un cambio en el final, desde ser dominado por demonios, dinosaurios, variantes con el final “normal”, hasta uno donde el personaje principal por fin tenía diálogos.

Este final ni me acuerdo como lo saqué.
Este final ni me acuerdo como lo saqué.

Todos los finales tenían sentido, en el momento que decidieras terminarlo, todos los eventos ocurridos hasta el momento dictaminaban el final que ibas a recibir. En total fueron 13 finales distintos los que podías obtener del juego y por supuesto me di a la tarea de encontrarlos todos. Chrono Trigger fue un juego al que le dediqué mucho tiempo y cada que jugaba la historia nuevamente era divertido, quería obtener todos los finales, analizaba cada parte del juego, planeaba mis rutas, mis estrategias (Aunque ya a lv99 la estrategia era como acabarlo más rápido y a qué personaje darle los Power y Magic Tabs).

Música, juego, historia, el manejar varios finales, ataques combinados entre dos y tres personas, poder tener a Magus en tu equipo como personaje “secreto” encontrar piedras que te permitieran hacer ataques triples sin tener a Crono en tu equipo. Todo eso combinado hizo que Chrono Trigger fuera un juego excepcional y marcara mi “carrera” o mi vida como gamer. Desde ese momento sentí que los juegos de video podrían llegar a ser algo más que una simple recreación o un escape, si no que también podrían ser obras de arte, tanto en lo visual como lo musical. Hoy en día sigo enamorado de todo el soundtrack del juego (Lo mandé pedir en su momento desde Japón y ahorita lo tengo todo en el Celular), y me agradan mucho los tributos que le rinden en youtube con diversos covers de algunas de las rolas como con:

Corridors of Time

o el tema principal de Chrono Trigger en orquesta con John Travolta en los tambores.

O una mezcla de orquesta y electrónico medio rara pero muy bien realizada

Después creces, te haces fan de Final Fantasy, comienzas a adorar a Hironobu Sakaguchi, te haces fan del trabajo musical de Nobuo Uematsu, te comienza a gustar Dragon Ball Z, y te das cuenta que esos tres personajes fueron creadores de Chrono Trigger, el tan afamado DREAM TEAM que juntó Square para crear este juego. Hironobu Sakaguchi (Creador de Final Fantasy), Nobuo Uematsu (Colaboró en el OST), Yuji Horii (Creador de Dragon Quest) y Akira Toriyama; juntos en este proyecto, que por cierto aparecen en uno de los finales del juego pero obviamente está uno chavo y en ese entonces ni idea de quienes eran, pero ahora dice uno “Wow, vaya equipo!”

El "Dream Team", responsable de tan maravilloso juego.
El “Dream Team”, responsable de tan maravilloso juego. De Izq a Der: Akira, Yuji y Hironobu

Hoy en día, seguimos esperando un segundo juego de Chrono Trigger, si bien Chrono Cross nos ofreció un aliciente y tuvo algo de referencia con Trigger, nunca fue lo mismo. Proyectos cancelados de remakes del juego, relanzamientos para consolas portátiles con traducciones horrendamente “americanizadas”,  aunque de lo único que no nos podemos quejar fue la inclusión de algunas escenas tipo anime dentro del juego que aparecieron en el primer remake lanzado para PSX que la neta si trajo muchos buenos recuerdos y movió muchas fibras sensibles.

En resumen, para mi, este juego fue el que dio inicio a mi vida como gamer, como alguien que aprecia los juegos de video más allá de que sean una simple diversión, considerando que algunos tienen vida propia, o que te llegan a envolver, a adentrar en la historia y hacerla parte de ti, que trasciende muchas fronteras que nunca habías explorado y que te dejan una marca el resto de tu vida porque hacen un cambio en tu perspectiva. A partir de ahí comencé a disfrutar más mis juegos de video 🙂

¿Qué juego te marcó a ti?

-Monjeman-