Free?nium
Free?nium

Hace unas semanas comencé a platicar sobre el costo de los videojuegos hoy en día y principalmente me enfoqué en los DLC, Season pass, y otras cosas que esconden los desarrolladores para aumentar los precios sin “aumentarlos” al venderte juegos incompletos o enganchándote para comprar DLC y season pass que te otorgan algún bonus exclusivo  a comparación de conseguirlo uno por uno o solo el que te agrade.

Pues bien, me faltó hablar de otra modalidad de juegos que hoy en día es muy común y de fácil acceso, pero que es una trampa mortal para los bolsillos. Los juegos con microtransacciones internas.

Todos alguna vez hemos caído en las garras de un juego de este estilo, hayamos hecho compras internas o no, debemos reconocer que estuvimos tentados a hacerlo o de plano nos ganó la tentación y pagamos $13 pesos para que terminara alguna evolución, pasar al siguiente grupo de niveles o tener un ítem más poderoso que nos facilite la vida.

Y es que todos esos juegos están diseñados para crear una adicción y un enganche al usuario mediante pequeñas microrecompensas que te hacen seguir jugando al tener una satisfacción de progreso, hasta que llega un momento en el que sube repentinamente la dificultad y por más que intentas no logras avanzar. Yo veo eso muy seguido ya que sus suegras, digo mi mamá, se la pasa toda la tarde jugando Candy Crush (ventajas de ser jubilada) y en ratos me dice que lleva una semana sin poder pasar un nivel, hasta que por fin lo logra y me grita de emoción que ya pasó otros 5 de corrido y al día siguiente, se atora una vez más.

You're a Pro or a n00b. That's life!
You’re a Pro or a n00b. That’s life!

Obviamente no le he dicho como hacer compras internas para evitarnos problemas como el del niño de 15 años que gastó 37,000 euros en compras para el juego Game of War, pero al llegar a ese punto me pide ayuda, que si yo como gamer no sé de algún truco para pasarlo rápido, que ya quiere seguir adelante como sea, y es ahí donde se da uno cuenta de que este modelo de venta de juegos de video tiene su éxito.

La mayoría de estos juegos los encontramos en nuestros dispositivos móviles y están diseñados para los gamers casuales permitiendo que aún con pequeñas sesiones de juego se logre un enganche al mismo y cause cierta adicción que force al usuario a continuar jugando, primero pidiendo ayuda a sus conocidos y después pasar al nivel de las microtransacciones. Juegos como Candy Crush, Farmville, todos los desarrollados por King, Plants vs Zombies 2, entre otros, recaen en esta categoría; al cabo $13 pesos no es mucho, ¿verdad? (algo que nos hacen creer). Algunos remakes de clásicos también tienen este formato.

Si. Gracias EA por echar a perder un clásico con tu modelo de Microtransacciones.
Si. Gracias EA por echar a perder un clásico con tu modelo de Microtransacciones.

En el caso de Plantas vs Zombies 2 que es gratuito pero con compras internas que simplemente te permiten desbloquear cosas que tardarías tiempo en hacerlo normalmente hasta llegar a cierto punto del juego y pasando alguna misión, ofrece la posibilidad de avanzar más rápido. Al inicio todo es miel sobre hojuelas pero después te das cuenta que la dificultad se incrementa o que cierta planta podría ser útil para pasar el nivel. Este modelo también lo conocemos como Free to Play, Pay to Win o Freemium, en el que el usuario que no paga puede disfrutar el juego normalmente pero el que paga avanzará más rápido y sin frustraciones ni dificultades.

The zombie$$$ are coming!
The zombie$$$ are coming!

Muchos RPG masivos en línea, después de un tiempo, cambian a este tipo de modelo en donde ya no existe una suscripción mensual, el juego es gratuito y avanzas relativamente a un paso normal. Sin embargo, se mantiene mediante los llamados servicios premium (De ahí lo de Freemium, osease Free+Premium y así) que ofrecen diferentes cosas, desde algo sin tanto chiste como “skins” para armas y armaduras, disfraces, mascotas, monturas, hasta cosas como ofrecer mas XP, acceso a dungeons especiales, facilidad de transporte, entre otros. Un ejemplo de esto es Tera Online que ofrece un elite status para obtener ciertos privilegios y adicionalmente maneja compras en línea mediante EnMasse Points, algo que también vemos en los MOBA como LoL y DOTA2.

Algo así...
Algo así…

Este modelo de compras internas, ha ido creciendo incluso en los juegos de cierto renombre en este ámbito, caso específico FIFA15 con su modo de juego Fifa Ultimate Team (FUT) el cual es prácticamente lo que mantiene “fresco” al juego debido a que le permite al jugador ir creando su propio equipo con estrellas de todo el mundo y jugar contra otros equipos en línea todo mediante la compra de “boosters” que contienen jugadores de diferentes categorías y valor (de ahí en más el juego se limita a jugar la liga preferida infinitamente). Cada partido te puede dar 500-1000 monedas en promedio, un booster de los buenos cuesta 15,000 por lo que necesitas ganar 15+ partidos para poder comprar algo. Pero para eso estan los FIFA Points los cuales compras dentro del juego con dinero real, por 10 USD puedes comprar unos 9 boosters con jugadores al azar. ¿Por qué lo haría? por el simple hecho de que necesito a CR7 en mi alineación y es posible que me salga en un booster… verdad? DIME QUE SI!!!

Pues bien, como ya nos dimos cuenta, incluso lo barato llega a salir caro; juegos que creemos gratis no lo son por el modelo de compras internas que ofrecen y la manera en que los desarrolladores nos logran enganchar al juego y crear esa necesidad de seguir avanzando, esas microsatisfacciones, el ofrecer pequeñas recompensas es lo que nos mantiene ahí jugando, hasta crearnos la necesidad de comprar ítems o servicios con más dinero real para avanzar más rápido que los demás o simplemente “Pagar para Ganar”. Lamentablemente esto no es algo que creo que desaparezca ya que funciona para las empresas, aquí el asunto es resistir lo más posible a realizar esas compras adicionales. Afortunadamente los juegos franquicia aún no implementan este sistema (Se les vendría una horda de gamers enfurecidos) pero quizá sería algo así o peor aún.

Por lo pronto debo resistir, aún me falta comprar Bayonetta y Fantasy Life, Assassin’s Creedses en Noviembre, y agradecer que Puzzle and Dragons no sale aun en Google play ni App Store de México si no si estaríamos en serios problemas.

Nooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo!!!!!
Nooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo!!!!!

-Monjeman-