Final-Fantasy-Logos

El otro día, mientras revisaba el baúl de recuerdos de los videojuegos que tengo, me encontré con el ticket de “Preventa” de uno de los juegos más esperados en su momento por los gamers de corazón amantes de la serie de Final Fantasy, me refiero a “Final Fantasy XIII Versus”. Para los que con justa razón desconozcan este juego, ahora es llamado “Final Fantasy XV”, el cual se ha convertido en un clásico vaporware ya que lleva aproximadamente ocho años en desarrollo o más ya que el anuncio de su lanzamiento fue en el 2006 y todavía le cuelga otro rato para que salga al mercado con la incursión de la versión HD de “Final Fantasy Type-O”.

Tanta mención de una sola franquicia en un solo párrafo pero el recordar ese ticket que tengo hace años, el cual obtuve completamente ilusionado de tener un juego para una consola que apenas estaba por salir y era en ese entonces “Nueva Generación” (PS3), me hizo recordar los cambios que ha tenido esta serie de títulos llamados Final Fantasy y como recientemente se ha explotado a más no poder con juegos mundanos; remakes (menos de FFVII) para todas las consolas; juegos pay to win para móviles; juegos de música; secuelas horribles; un explorador de calabozos lineales interminables; y un vaporware que lleva 8+ años en desarrollo.

Hail to the king... of vaporware
Hail to the king… of vaporware

Los que llevamos tiempo en esto nos dimos cuenta que la franquicia se iba a pique cuando sacaron su primer secuela llamada “Final Fantasy X-2,” ya que era el primer FF sin Nobuo Uematsu de compositor, y Hironobu Sakaguchi no trabajó directamente en el juego. A partir de ese momento considero que se marca el fin a una era de la serie de juegos, una era que desde mi muy particular punto de vista debió terminar ahí…

Pero no fue así, pasaron los años y cada vez salían juegos con el nombre Final Fantasy que poco a poco fueron decayendo en la calidad con la que se les conocía y apreciaba  (aunque cabe mencionar que FFXI fue mi primer MMORPG y uno al que le dediqué mucho tiempo), FFXII trataba de emular el estilo de su juego online, comenzaron a salir varias versiones de Tactics para portables, nos ilusionaron con un juegazo que hasta la fecha no ha salido (uy el resentido con su ticket de preventa) salió FFXIII el cual decepcionó a todos los fanáticos de la serie con su estilo de juego lineal y donde los desarrolladores dijeron que era una flojera hacer pueblos como en un RPG tradicional, y que terminó siendo rematado en las tiendas por 500 yenes en Japón (Como 50 pesos) y claro no puede faltar el gran fiasco, la burla de todos, la creación de Final Fantasy XIV el cual tuvo que ser destruido sin dejar evidencia del fracaso total con sus 3000 personas conectadas en horas pico.

A Bahamut no le gustó tu chingadera de FFXIV
A Bahamut no le gustó tu chingadera de FFXIV

No conformes con eso sacaron DOS secuelas del FFXIII, y se vino una debacle donde se ha prostituído la saga a más no poder con más de 70 juegos con el nombre Final Fantasy de los cuales sólo 17 son parte de la saga principal, el resto son secuelas; juegos freemium para móviles; algunos no han llegado a occidente, unos de pelea; otros de música; otros de teclear palabras para atacar lo cual en mi opinión no ha hecho más que destruir y malbaratar una franquicia que desde mis inicios como gamer había idolatrado.

no... ya en serio, párenle a su cotorreo.
no… ya en serio, párenle a su cotorreo.

¿Hasta cuando es suficiente? ¿Cuánto se puede explotar una saga, un nombre, una franquicia sin que se pierda las bases?. Si la saga de Final Fantasy hubiera terminado en FFXI con su MMO nada hubiera pasado, todos tuviéramos un lindo recuerdo de una gran era en los juegos de video, pero Square-Enix empecinado en seguir lanzando juegos con este nombre se dedicó a sacar versiones de mole, chile y picadillo ya que a fin de cuentas Final Fantasy era sinónimo de un buen producto y algo reconocido a nivel mundial.

Hay ejemplos donde se ha sabido manejar y/o dosificar los juegos como en el caso de Super Mario el cual lleva unas 200 apariciones pero aún así sigue siendo divertido, o que tal “The Legend of Zelda” manteniendo vivo el estilo de juego, el clásico castillo submarino del mal, y manteniéndonos entretenidos determinando la línea de tiempo de cada juego.

Nombre y los que faltan...
Nombre y los que faltan…

Otros ejemplos son Metal Gear Solid, Uncharted, God of War, Halo, que sacan sus juegos cada cierto tiempo generando expectativas, y completando o ampliando la historia; o los juegos como Grand Theft Auto o Super Mario que salen más esporádicos y que no necesariamente tienen secuencia pero nos divierten por que siempre esperamos a ver cómo será la nueva iteración.

Y tenemos el otro lado de la moneda, donde encontramos juegos que tienen iteraciones anuales como si se tratara de un FIFA o un MADDEN, entre ellos está la serie de Call of Duty con sus campañas de menos de una tarde de juego, o Battlefield que recién ha tomado esta tendencia y el que más me preocupa… Assassin’s Creed, el cual recientemente ha tomado la iniciativa de lanzar uno o más juegos por año buscando exprimir todo el dinero posible entre contenido descargable complementario (DLC), juegos handheld, juegos para facebook, comics, o al grado de lanzar DOS juegos AAA de la saga el mismo día (Assassin’s Creed Unity y Rogue), Ezio era moda, Desmond también, ahora que más van a inventar para mantener frescos los juegos y viva la historia y su trasfondo, ¿Cuánto más podrá durar la saga de seguir así?, quizá por eso aún no sacan un Assassin’s Creed en Japón, con ninjas y samurais y la chingada, están guardando su carta fuerte para cuando se les comience a paletear el asunto.

Súmenle los dos nuevos, más la película.
Súmenle los dos nuevos, más la película.

Sólo me queda esperar que, FFXV resucite la saga, que le de un último respiro, que sea un excelente juego (aunque no sea RPG), y que de ser así decidan por fin enterrarlo para siempre (después de un Remake HD de FFVII, ¿Otra última carta?) despidiéndose como lo que en algún momento fue, un grande de los juegos de video y que no le pase lo mismo a Assassin’s Creed, ya que me he hecho un ferviente fan de la franquicia por muchos motivos y lo que menos deseo es verlo terminar como Final Fantasy.

-Monjeman-